Al rico tapeo: prepara tu tabla de embutidos
   06/17/2020 10:57:24     Consejos, trucos y curiosidades    0 Comments
Al rico tapeo: prepara tu tabla de embutidos

El verano anima a quedar con nuestra gente y como todo lo hacemos alrededor de una mesa te vamos a dar unos truquitos para que prepares una rica tabla de embutidos. Un tapeo rápido y delicioso que podrás hacer con nuestros embutidos y estos sencillos pasos.


Elige bien la variedad y la calidad de tus embutidos.

Si estás preparando un tapeo para 4 personas incluye entre 4 y 6 variedades para probar todas, además no todos los comensales tienen los mismos gustos. Todos los embutidos que incorpores deben tomarse sin cocinarlos.

A la hora de elegirlos, elige algún tipo de chorizo, de salchichón, lomo, morcón, morcilla seca, cecina... y por supuesto jamón. También puedes combinar embutidos curados, con ahumados, en salazón, adobados, alguno picante, incluso untables, como la sobrasada.

Pon un buen jamón.

Sin duda el jamón es uno de los protagonistas especiales, que sea serrano, ibérico o de bellota dependerá de tus gustos y posibilidades aunque en Hermanos MG te damos todas las opciones a un precio super ajustado.

Corta siempre el embutido con un cuchillo sin sierra y bien afilado. Ten paciencia y corta las lonchas finas así se disfrutará más del sabor y la textura. Los embutidos hechos con carne picada, como el chorizo o el salchichón córtalos en oblicuo (en diagonal) quedan más bonitos, y presenta con un corte recto los de pieza, como el lomo. Y el jamón si lo compras en una pieza, corta pequeñas lonchas para comerlas en un bocado.

Emplata en un plato amplio, bandeja o en las pizarras que encontrarás en cualquier tienda de menaje y decoración.

Preséntalos juntos pero no revueltos. Los pequeños puedes presentarlos alineados o en pequeños montones y los más grandes dóblalos para que ocupen menos espacio y sean más fáciles de comer.

La temperatura debe ser la adecuada.

Sácalos de la nevera un rato antes para que estén a temperatura ambiente. Si hace mucha calor mantenlos en un lugar fresco.

Acompáñalos con un buen pan.

Combina diferentes tipos de pan con picos, regañás...


Un toque diferente.

Puedes servirlos con pequeños cuencos de diferentes tipos de aceite de oliva, con tomate rallado, queso en crema, mermeladas (las de tomate o pimiento rojo van muy bien).

Las aceitunas y los encurtidos también los acompañan bien, así como los frutos secos y desecados y hasta alguna fruta del tiempo como bolitas de melón para el jamón, uvas, higos...

Elige la bebida.

Es verdad que la forma clásica de maridar el embutido ha sido siempre con el vino tinto, pero cuando llega el verano nos apetece mucho más una cerveza bien fresquita.

Si decidís apostar por los embutidos ibéricos es aconsejable maridarlos con alguna cerveza especial, premium que aportan un sabor más intenso pero sin perder el toque refrescante. Sírvela en una copa ancha bien fría y a disfrutar de tu tapeo.

Recuerda que todo lo que necesitas para que tu tabla de embutidos triunfe lo tenemos en Hermanos MG incluso te los cortamos y te los envasamos al vacío para que los tengas listos en cualquier momento.

Share This Post :

Comments

Log in or register to post comments